marianela-llena-de-amor

Ariadne Diaz tuvo que subir 10 kilos de peso para poder representar a Marinale La Gordita Hermosa en Llena de Amor y ahora ha bajado 5 kilos por el uso de la botarga, que tiene un peso extra y la hace sudar mucho.

Esto sumado a las largas horas de trabajo y el extenuante ritmo de trabajo han hecho que la actriz baje de una forma muy rápida de peso.

Para no sentirse incómoda, Ariadne Díaz pone una bolsa de hielo entre su camiseta y la botarga, además su asistente personal trae consigo un ventilador que ayuda a disminuir la temperatura que se genera durante los días de grabación.